sábado, septiembre 23, 2006

Leticia Hernando



(robé esta hermosa foto del blog de Maldita Ginebra)

del libro La Alegría del Desarreglo (2005, Ed. La Guillotina)

Mi memoria entera
estalla
y se desparrama.

Cómo decirte:
juntá los pedazos

yo solo ladro.


ASILO

Tus mano una contra otra
bajo tu mirada/ tus manos

una contra otra/ tus uñas
negras laceran.

Laceran.

ASILO IX (DE BOCA AL OCASO)

Ya perdidos los ojos,
des-enamorada de la sangre,
abre las piernas al silencio, para
ofrendar sus fragmentos.

CONSTANTE

I
Doblada, en su cuerpo:
la hoja la halla en blanco.

Cuenta los segundos perdidos buscando su verbo.

.

voces sin crisparse
voces centinelas de nada
los nombres
no piden cuerpo ni tienen sangre


textos extraídos de Las Vacas Sagradas (Verano 2006)

DELTARIO 1

Una loba que sueño rosa,
sobria y loca,
planta ladrillos en todas las ramas de un delta.
Y dice (junto a cada ladrillo):
vida mía. Putita mía.
con una persistencia asombrosa.

DELTARIO 2

porque atrás, en la memoria,
el cántaro sigue intácto junto a su fuente;
harían -piedra sobre beso, beso sobre arena-
(por si acaso quisieran beber musgo tierno)
de los restos una casita
Allí: donde frondosas.

2 Comments:

Anonymous Monica said...

Hola, dama del tiempo por abrir! que bueno encontrarte una vez mas, vestida de tu boca y del poema.
Delta que sangra tambien aqui, donde Tongling se hace rio adviento que no sabe esperar a su Dios.
Un beso enorme.

10:28 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

no alcanza con ser loco para ser poeta.Hay demasiado narcisismo,el sufrimiento no garantiza poesia de calidad,antes de publicar hay que madurar un poco mas las ideas

3:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home